1601473319_2_2.jpg-80...

Acerca de nosotros 

Soy el propietario y administrador de Capitanio Stefano Società Agricola SAS, una empresa fundada hace más de 30 años por mi padre. Actualmente la gestiono con mi hermano. Nos dividimos las tareas: yo me encargo de la administración y de las relaciones públicas, mientras que mi hermano gestiona la producción. Llevamos casi 13 años al frente de la empresa, desde 2008, cuando el fallecimiento de nuestro padre nos obligó a continuar con la empresa.

La empresa se extiende por una superficie de 60 hectáreas, que está parcialmente cubierta por invernaderos. La mayor parte del cultivo se realiza al aire libre e íntegramente en macetas.

Seguimos todo el ciclo de producción: producimos plantas jóvenes por esquejes (en muy poca medida a partir de semillas), controlamos el primer crecimiento y llegamos al producto acabado. El producto que vendemos parte de una medida de 15 cm de diámetro hasta plantas en maceta de 80 cm de diámetro.

Tenemos unas 500 variedades diferentes en producción, que en realidad forman parte de una colección mucho más amplia de más de 2500 variedades que consideramos nuestro tesoro.

De hecho, en parte por pasión y en parte como misión, siempre buscamos nuevas variedades para comercializar. Las probamos y las que tienen éxito se ponen en producción. Otras simplemente pasan a formar parte de la colección de nuestro jardín botánico Lama degli Ulivi, que se encuentra en el corazón de nuestra empresa.

Uno de nuestros colaboradores, que además es el conservador del jardín botánico, se ocupa de esta investigación particular consiguiendo plantas de contactos, coleccionistas y compañeros de todo el mundo, para ofrecer siempre algo diferente, nuevo, bonito y útil.

¿Por qué decidió entrar en la empresa familiar?

Mi entrada en la empresa fue brusca y repentina, porque cuando mi padre murió en 2008 yo tenía casi 19 años y mi hermano 15. Éramos tan jóvenes que todavía no entendíamos mucho del mercado. Simplemente entender qué teníamos que hacer con el vivero ya nos llevó años. Afortunadamente, nuestro padre nos había criado en la empresa, nuestra casa se encuentra dentro de la empresa, y cambiar de la pala mecánica de pedal a la hidráulica fue un instante.

Después de este periodo de introducción, una de las primeras cosas que empezamos a aplicar con un enfoque más moderno fue la comunicación. Fuimos de los primeros en el sector de la producción de viveros en impulsar la promoción en las redes sociales.

También hemos innovado la producción, intentando convertir las variedades conocidas y utilizadas mayoritariamente para el paisajismo y la recuperación medioambiental, en variedades de centros de jardinería. Esto lo hicimos cambiando el método de procesamiento, pero sobre todo de presentación de las plantas, para posicionarlas correctamente para un público más amplio.

Más recientemente, lo más innovador que hemos hecho, y que ha sido muy apreciado por nuestros clientes y paisajistas, es el visor 3D que permite disfrutar de una visita a la empresa a distancia. Durante las vacaciones, proporcionamos a 1,000 de nuestros contactos unos visores en los que podían insertar su teléfono móvil. Una vez iniciado el vídeo de YouTube (grabado con una cámara de 360º), existe la posibilidad de visitar la empresa, echando un vistazo y experimentando personalmente la visita. 

La idea nació al ver a mi hijo jugar con este tipo de vídeos en su móvil. Además, al encontrarnos en este momento histórico en el que no podemos viajar, y habiendo reservado el presupuesto para las ferias que no se han celebrado, mi hermano y yo decidimos estrechar la relación con nuestros clientes, emocionándolos y entreteniéndolos con esta nueva vía de comunicación.

schermafbeelding_2021-04-28_om_09.56.08.jpg (copy)
schermafbeelding_2021-04-28_om_09.56.08.jpg (copy1)

¿Qué le depara el futuro?

Lo más inmediato y espontáneo que me viene a la mente es la mecanización. Indudablemente, en las estrategias de desarrollo del futuro es absolutamente inevitable. Lógicamente, la mejora de la parte tecnológica requiere inversiones en desarrollo, que son más fácilmente amortizables por las grandes empresas. En las pequeñas empresas esto es más complicado.


En cuanto al sector de los viveros, en los próximos años veo posibles éxitos ligados a la tendencia verde y ecológica de las empresas, que empujen a los particulares y a las administraciones públicas a invertir en verde. En consecuencia, podríamos prever un aumento de la demanda de plantas para el incremento de las zonas verdes en los interiores y exteriores de las casas.

Pero esta evolución sigue estando ligada a la planificación de la administración pública. En Italia, el Ministerio de Medio Ambiente ha previsto plantar 60 millones de plantas en los próximos tres o cuatro años, pero por el momento los viveros forestales solo disponen de unos pocos millones de plantas. Por lo tanto, nunca podremos alcanzar este objetivo sin una planificación adecuada. Es necesario que la administración pública se ponga en contacto con los viveristas para crear un flujo de información y solicitudes que permita planificar la producción de plantas a lo largo de los años.


Mi esperanza es que en el futuro pueda haber una asociación por parte de las empresas, de tal manera que se compartan parcialmente los costes de desarrollo de las nuevas tecnologías destinadas a mejorar la producción, pero también la comercialización de las plantas.

naar_boven.jpg (copy)
New group (copy1)

Generaciones: Leonardo Capitanio (31), 2ª generación

Vivero: Capitanio Stefano Società Agricola SAS

Simplemente entender qué teníamos que hacer con el vivero nos llevó dos años. 

foto3 (copy)
".jpg (copy1)
kruis-zwart.png (copy1)
New group (copy1)
foto3 (copy)
".jpg (copy1)

Simplemente entender qué teníamos que hacer con el vivero nos llevó dos años. 

Vivero: Capitanio Stefano Società Agricola SAS

Generaciones: Leonardo Capitanio (31), 2ª generación

Acerca de nosotros 

Soy el propietario y administrador de Capitanio Stefano Società Agricola SAS, una empresa fundada hace más de 30 años por mi padre. Actualmente la gestiono con mi hermano. Nos dividimos las tareas: yo me encargo de la administración y de las relaciones públicas, mientras que mi hermano gestiona la producción. Llevamos casi 13 años al frente de la empresa, desde 2008, cuando el fallecimiento de nuestro padre nos obligó a continuar con la empresa.

La empresa se extiende por una superficie de 60 hectáreas, que está parcialmente cubierta por invernaderos. La mayor parte del cultivo se realiza al aire libre e íntegramente en macetas.

Seguimos todo el ciclo de producción: producimos plantas jóvenes por esquejes (en muy poca medida a partir de semillas), controlamos el primer crecimiento y llegamos al producto acabado. El producto que vendemos parte de una medida de 15 cm de diámetro hasta plantas en maceta de 80 cm de diámetro.

Tenemos unas 500 variedades diferentes en producción, que en realidad forman parte de una colección mucho más amplia de más de 2500 variedades que consideramos nuestro tesoro.

De hecho, en parte por pasión y en parte como misión, siempre buscamos nuevas variedades para comercializar. Las probamos y las que tienen éxito se ponen en producción. Otras simplemente pasan a formar parte de la colección de nuestro jardín botánico Lama degli Ulivi, que se encuentra en el corazón de nuestra empresa.

Uno de nuestros colaboradores, que además es el conservador del jardín botánico, se ocupa de esta investigación particular consiguiendo plantas de contactos, coleccionistas y compañeros de todo el mundo, para ofrecer siempre algo diferente, nuevo, bonito y útil.

schermafbeelding_2021... (copy)

¿Por qué decidió entrar en la empresa familiar?

Mi entrada en la empresa fue brusca y repentina, porque cuando mi padre murió en 2008 yo tenía casi 19 años y mi hermano 15. Éramos tan jóvenes que todavía no entendíamos mucho del mercado. Simplemente entender qué teníamos que hacer con el vivero ya nos llevó años. Afortunadamente, nuestro padre nos había criado en la empresa, nuestra casa se encuentra dentro de la empresa, y cambiar de la pala mecánica de pedal a la hidráulica fue un instante.

Después de este periodo de introducción, una de las primeras cosas que empezamos a aplicar con un enfoque más moderno fue la comunicación. Fuimos de los primeros en el sector de la producción de viveros en impulsar la promoción en las redes sociales.

También hemos innovado la producción, intentando convertir las variedades conocidas y utilizadas mayoritariamente para el paisajismo y la recuperación medioambiental, en variedades de centros de jardinería. Esto lo hicimos cambiando el método de procesamiento, pero sobre todo de presentación de las plantas, para posicionarlas correctamente para un público más amplio.

Más recientemente, lo más innovador que hemos hecho, y que ha sido muy apreciado por nuestros clientes y paisajistas, es el visor 3D que permite disfrutar de una visita a la empresa a distancia. Durante las vacaciones, proporcionamos a 1,000 de nuestros contactos unos visores en los que podían insertar su teléfono móvil. Una vez iniciado el vídeo de YouTube (grabado con una cámara de 360º), existe la posibilidad de visitar la empresa, echando un vistazo y experimentando personalmente la visita. 

La idea nació al ver a mi hijo jugar con este tipo de vídeos en su móvil. Además, al encontrarnos en este momento histórico en el que no podemos viajar, y habiendo reservado el presupuesto para las ferias que no se han celebrado, mi hermano y yo decidimos estrechar la relación con nuestros clientes, emocionándolos y entreteniéndolos con esta nueva vía de comunicación.

schermafbeelding_2021... (copy1)
schermafbeelding_2021-04-28_om_09.56.08.jpg (copy1)

¿Qué le depara el futuro?

Lo más inmediato y espontáneo que me viene a la mente es la mecanización. Indudablemente, en las estrategias de desarrollo del futuro es absolutamente inevitable. Lógicamente, la mejora de la parte tecnológica requiere inversiones en desarrollo, que son más fácilmente amortizables por las grandes empresas. En las pequeñas empresas esto es más complicado.


En cuanto al sector de los viveros, en los próximos años veo posibles éxitos ligados a la tendencia verde y ecológica de las empresas, que empujen a los particulares y a las administraciones públicas a invertir en verde. En consecuencia, podríamos prever un aumento de la demanda de plantas para el incremento de las zonas verdes en los interiores y exteriores de las casas.

Pero esta evolución sigue estando ligada a la planificación de la administración pública. En Italia, el Ministerio de Medio Ambiente ha previsto plantar 60 millones de plantas en los próximos tres o cuatro años, pero por el momento los viveros forestales solo disponen de unos pocos millones de plantas. Por lo tanto, nunca podremos alcanzar este objetivo sin una planificación adecuada. Es necesario que la administración pública se ponga en contacto con los viveristas para crear un flujo de información y solicitudes que permita planificar la producción de plantas a lo largo de los años.


naar_boven.jpg (copy)
naar_boven.jpg (copy2)

Acerca de The Green Times

ICL le informa de todo lo que ocurre en el mundo la horticultura ornamental a través de la revista The Green Times. Nuevos desarrollos, nuevas visiones e historias impactantes sobre y para los cultivadores profesionales de todo el mundo.
Pantalla completa